Card image cap

Aplicaciones del Deep Learning que no conocías

El término Deep Learning o aprendizaje profundo hace referencia a un subconjunto del aprendizaje automático, que al mismo tiempo es otro subconjunto de la Inteligencia Artificial (IA). 


Mientras que la Inteligencia Artificial (IA) es el conjunto de técnicas que permiten imitar el comportamiento humano gracias a una serie de algoritmos y datos, el Deep Learning representa un acercamiento más íntimo al modo de funcionamiento del sistema nervioso humano. Para ejemplificarlo de una manera muy sencilla, podríamos decir que existen tres capas o niveles en el campo del aprendizaje automático: 


Deep Learning vs. Machine Learning 

 

  • La IA es una máquina capaz de imitar el razonamiento humano.

 

  • El Machine Learning (ML) va un paso más allá y las personas "supervisan" o "entrenan" a las máquinas para reconocer patrones basados en datos y hacer predicciones.

 

  • El Deep Learning, como su propio nombre indica, profundiza aún más y es capaz de razonar y sacar sus propias conclusiones aprendiendo por sí misma. 

 

¿Por qué el Deep Learning es tan poderoso en la industria actual?


Desde hace un par de años el término Deep Learning está a la vanguardia de la Inteligencia Artificial, pues este tipo de aprendizaje automático crea profundas redes neuronales que procesan los datos de manera muy simular al cerebro humano. 


El aprendizaje profundo impulsa muchas aplicaciones y servicios de Inteligencia Artificial (IA) en la actualidad, mejorando la automatización de procesos y realizando tareas analíticas y físicas sin intervención humana. Esta tecnología se encuentra detrás de muchos productos y servicios cotidianos que utilizamos en nuestro día a día: asistentes digitales, detección de fraudes, automóviles autónomos...

 

Aplicaciones del Deep Learning, ¿qué puede hacer por nosotros este tipo de IA?

 

Servicios financieros
La industria financiera utiliza de manera habitual el análisis predictivo para impulsar la negociación algorítmica de acciones, evaluar riesgos comerciales para la aprobación de préstamos, detectar fraudes en las tarjetas de crédito de los clientes y ayudar a administrar las carteras de inversión de los clientes. 

 

Servicio de atención al cliente
Muchas empresas ya incorporan tecnología de aprendizaje profundo o Machine Learning en sus procesos de servicio y atención al cliente. Seguro que hemos oído hablar de los chatbots, asistentes virtuales con los que interactuar en modo conversacional. Un chatbot puede imitar una conversación estructurada siguiendo una serie de pasos basados en una lógica simple o bien puede ir más allá y responder con sensatez al mensaje del usuario. El Deep Learning sirve para que el chatbot pueda aprender automáticamente e ir construyendo conversaciones cada vez más complejas. 

 

Sector de la salud
La industria de la salud también se ha beneficiado de las capacidades de aprendizaje profundo, por ejemplo, para digitalizar registros e imágenes en los hospitales. Las aplicaciones de reconocimiento de imágenes pueden ayudar a los profesionales de la salud a analizar y evaluar más información en menos tiempo. 

 

Conducción automatizada
Es posiblemente la aplicación del Deep Learning que más hemos escuchado. Los investigadores de la industria del automóvil están empezando a emplear esta tecnología para que los coches detecten automáticamente señales y semáforos así como peatones. La conducción automática ya es una realidad. 

 

¿Conoces otras aplicaciones del Deep Learning en la vida real?

Más información