Card image cap

Aspectos legales de las aplicaciones móviles

Las aplicaciones pueden acceder a una gran cantidad de datos personales, imágenes e información delicada. Para evitar comportamientos fraudulentos, los legisladores han desarrollado una amplia normativa a la que atenerse en cuestiones de tecnología móvil. ¿Quieres conocer todos los aspectos legales de las aplicaciones móviles?

 

Aspectos legales de las aplicaciones móviles: normativa vigente en materia de protección de datos 

En España tenemos distintas leyes para regular la privacidad y el uso de datos en las aplicaciones:

  • Reglamento General de Protección de Datos (RGPD)
  • Ley Orgánica de Protección de Datos y Garantía de los Derechos Digitales (LOPDGDD) 
  • Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y el Comercio Electrónico (LSSI)

 

Los permisos en las aplicaciones móviles

Cuando nos descargamos una aplicación en nuestro smartphone, el programa nos solicita diversos permisos para acceder a los recursos de nuestro teléfono. El 75% de las apps solicitan uno o más permisos al usuario. Entre los permisos más requeridos se encuentra el acceso a nuestra ubicación,  acceso a la cámara/micrófono y a la agenda de contactos. 

 

Política de privacidad y condiciones de uso 

Las aplicaciones están obligadas a informar a sus usuarios acerca del uso que se va a hacer de sus datos personales. Para ello, es necesario que incluyan en un lugar visible de la app un documento que regule la relación entre la aplicación o página web y el usuario. En este documento, denominado comúnmente "Política de Privacidad y Condiciones de Uso", se especifica el responsable o encargado del tratamiento, los datos personales que serán recopilados, finalidad del tratamiento y terceros que participan en él, periodo de conservación o derechos de los usuarios, entre otros aspectos. 

 

Aspectos legales de las aplicaciones móviles: otra normativa aplicable a las apps 

 

Políticas para desarrolladores en Google Play y App Store

Los marketplaces para aplicaciones de Google y Apple tienen su propias políticas del programa para desarrolladores. En dicha normativa se regulan aspectos como el contenido restringido para menores, suplantación de identidad, privacidad, uso engañoso y software malicioso, entre otros. 

Además, las propias tiendas se reservan el derecho a suspender, retirar o limitar el uso de una aplicación cuando ésta incumpla con la normativa vigente. 

 

Proteger jurídicamente una aplicación 

Existen varias formas de proteger jurídicamente una aplicación y así evitar posibles copias. Las más conocidas son estas:

Podemos registrar la marca para proteger el nombre comercial bajo el cul trabajemos y su logotipo, aunque no estamos exentos de que alguien se apropie de las funcionalidades de la aplicación. 

Los derechos de autor sirven para dejar constancia legal de que tú eres el autor de tu aplicación aunque, según la Ley de Propiedad Intelectual, "la propiedad intelectual de una obra literaria, artística o científica corresponde al autor por el solo hecho de su creación". De todas formas, no estará de más establecerlos en el Registro de la Propiedad Intelectual de tu región. 

A través de un acuerdo de confidencialidad evitamos que los miembros de nuestro equipo revelen información valiosa a terceros:

  • Acuerdo de no divulgación
  • Contratos de maquetación
  • Contrato de desarrollo de software

 

¿Necesitas más información sobre los aspectos legales de las apps? Ponte en contacto con nosotros aquí 🚀