Card image cap

Cómo funciona el deep linking en aplicaciones móviles

Las aplicaciones móviles se han convertido en un elemento esencial dentro del ecosistema online en el que vivimos. Ofrecen muchas posibilidades de uso y cada día son más los usuarios que las emplean. Es por eso que también se han convertido en un espacio para el linkbuilding. En este caso, el término adecuado sería el de deep linking. Te lo explicamos.

 

Deep linking, esencial en el desarrollo de aplicaciones

Una aplicación, al final, funciona de una forma muy similar a una página web. Y esta no puede permanecer aislada en una isla sin conectarse a través de puentes con otros espacios. El deep linking consiste en enlazar una web en la propia app, pero no una landing natural, sino una página en concreto. De forma que se le añade mucho más valor al contenido que se está planteando.

Las ventajas son varias: la gente pasa más tiempo dentro de la propia app, mejoran su experiencia de navegación y se crean vínculos externos que son beneficiosos para la app.

Además, puedes encontrar tres tipos de deep linking:

Enlaces profundos tradicionales: el usuario, antes que nada, tendrá que tener descargada la aplicación para abrir el enlace.

- Enlaces diferidos: el usuario puede ver el link aun con la app sin descargar.

Enlaces contextuales: como los anteriores pero cumpliendo otras funciones. Por ejemplo: guardar información del usuario.

 

Las aplicaciones moviles nativas y el deep linking

Finalmente, cabe destacar un elemento importante, y es que en aplicaciones moviles nativas no puedes practicar este tipo de estrategias, ya que en función del sistema de cada teléfono se abriría el link de una manera o de otra.

En conclusión, el deep linking se ha convertido en un elemento clave que los desarrolladores de apps ya conocen. Una forma de enriquecer las aplicaciones móviles que te puede resultar muy beneficiosa.