Card image cap

Diferencias entre aplicaciones web dinámicas y estáticas

Las aplicaciones web se han convertido en una parte fundamental del ecosistema actual digital. Tienen un grado muy elevado de complejidad y puedes incluso encontrar diversos modelos de aplicaciones. Por eso, queremos hablarte acerca de las dos más amplias: las dinámicas y las estáticas.

 

Qué es una aplicación web dinámica

Una aplicación web dinámica se caracterizaría por:

Infinitas posibilidades de diseño y de presentación. Puedes elegir cómo quieres que sea y construirla para que se asemeje a tu idea.

- El visitante puede también cambiar parte de ese diseño o desarrollo. A través de su acción o de su interacción, la página irá cambiando.

- Se actualizan de forma muy sencilla. No es necesario un proceso interno demasiado complicado para ello. Lo que fomenta que estén siempre con un aspecto actual y moderno.

Varias funcionalidades. Desde acumular datos hasta, por ejemplo, desarrollar foros u otras aplicaciones.

- No hay un solo modelo de programación. Esta se prepara desde varios sistemas.

 

Qué es una aplicación web estática

Por otro lado, en una aplicación web estática encontrarías las siguientes características:

- Generalmente se ha programado desde un lenguaje XHTML o HTML.

- Por otro lado, no posee demasiadas funcionalidades ni tiene intrínseco un movimiento. Por lo tanto, el usuario al entrar no podrá modificar la web a través de su propia acción.

Difícil actualización. No es que sea imposible, pero es un proceso lento en el que vas a invertir mucho tiempo para completarlo.

- Resulta complicado cambiar los contenidos de la página. Generalmente será necesario que accedas directamente al servidor.

En conclusión, es importante conocer estas diferencias para el desarrollo de aplicaciones. Te van a permitir saber qué tipo de aplicaciones web quieres trabajar. Piensa que cada una responderá a un tipo de necesidad u otro. Por ejemplo, las estáticas suelen caracterizarse más en sectores o en espacios institucionales.